Teléfono: 0034 665 879 117   Mail: info@avalopsico.com

Estimulación Neuromusical 1

QUÉ SON LOS REFLEJOS

Son un conjunto de reacciones musculares que se activan ante ciertos estímulos externos o ante  ciertas posturas. Durante su activación no hay mediación del pensamiento, es decir no están controlados a ncortical, frontal o prefrontal.

Aquellos cuyo desarrollo surge en el útero materno o se desarrollan durante las primeras semanas de vida se denominan REFLEJOS PRIMITIVOS y han de estar integrados a los tres años y medio de vida del niño. Dicha integración dará paso al desarrollo de los REFLEJOS POSTURALES. 

Los reflejos primitivos son herramientas de supervivencia arcáicas que le permiten al bebé relacionarse con su entorno, principalmente con la madre, desde su desarrollo en el vientre materno. Por ejemplo el refle-jo Tónico Asimétrico Cervical aparecerá a las 18 semanas de gesta-ción, se consolidará durante el trabajo de parto y se integrará sobre los seis meses de vida. Durante el periodo uterino permite al bebé el movimiento (las patadas), aporta tono muscular y estímulo vestibular. En el nacimiento le ayuda a participar de manera activa, para salir del vientre materno a través del canal del parto y este mismo proceso refuerza dicho reflejo. Durante los primeros seis meses evitará que el niño gire la cabeza hacia el colchón cuando le colocamos boca abajo y establecerá las bases para la fijación visual y la coordinación ojo mano. Otro ejemplo con el que podemos ilustrar esta explicación puede ser el reflejo de Landau. Aparece entre la tercera y la décima semana de vida del bebé y se integra a los tres años y medio de edad. Provoca que el niño se pueda extender completamente boca abajo. Su función es integrar otro reflejo (el Reflejo Tónico Laberíntico), fortalecer el tono muscular boca abajo, desarrollar la motricidad vestíbulo-ocular, enderezar la cabeza y el pecho. Una vez integrado permite saltar y correr con agilidad.

Desde la aparición de los primeros reflejos en la vida intrauterina hasta la adecuada integración del último de los Reflejos Primitivos, habrán ido sucediéndose en cadena y con significado evolutivo la desaparición (integración) de unos, para dar paso a la aparición de otros. La integración y desaparición de los últimos dará lugar a la aparición de los Reflejos Posturales, cumpliendo así una secuencia normal evolutiva de MADUREZ NEUROMOTORA en su neurodesarrollo. Este proceso es posible gracias a la correcta maduración cortical que a su vez se autoestimula y fortalece desde los movimientos que el pequeño va siendo capaz de producir de manera expontánea.

 

QUÉ OCURRE CUANDO LOS REFLEJOS NO ESTÁN BIEN INTEGRADOS O DESARROLLADOS

Cuando por  motivos físicos, fisiológicos o emocionales existe un bloqueo o fijación con determinados reflejos primitivos y estos no se desarrollan por completo o no se integran a su debido tiempo, impedirán que la cadena normal de neurodesarrollo se complete omitiéndose una o varias etapas o bien deteniéndose en otras, desembocando el  cuadro en una INMADUREZ NEUROMOTORA (pinche aquí para conocer el  cuestionario de Detección Inicial), que alterará la vida relacional y de aprendizaje del pequeño. Entonces el  niño/afracasará en la conquista completa del autocontrol. Crecerá confuso/a entre los impulsos a los que le abocan los reflejos primitivos que aún se encuentran presentes y los reflejos posturales a medio dominar (cuando los haya).Tendrá tendencia a tener una baja tolerancia a la frustración y a menudo será hipersensible. Al compararles con los niños y niñas de su edad veremos que son más torpes, con peor coordinación del equilibrio, de la motricidad gruesa y fina. Lo observaremos en el parque, en el patio, en la asignatura de educación física… les costarán los deportes y/o la lecto-escritura y el aprendizaje lógico-matemático, pues afecta a el funcionamiento ocular, la coordinación mano-ojo, las capacidades de percepción y la organización espacio-temporal.

 Probablemente se producirá un agravamiento de estos síntomas, avisándonos de que algo no va bien, durante la primera etapa escolar a partir de los seis años de edad, por la mayor exigencia de la nueva vida académica que cristalizará  en ocasiones en las llamadas DIFICULTADES ESPECÍFICAS DEL APRENDIZAJE que hoy se catalogan del siguiente modo:

Estimulación Neuromusical 1

 Los principales reflejos primitivos involucrados en impedir un correcto aprendizaje y en los problemas de comportamiento asociado son:

Si sospecha de INMADUREZ NEUROMOTORA en su hijo/a rellene el siguiente cuestionario y pida cita para una primera consulta gratis y sin compromiso.

EN QUÉ CONSISTE LA TERAPIA DE INTEGRACIÓN Y DESARROLLO DE REFLEJOS

Tras detectar que existe algún grado de Inmadurez Neuromotora, a través del cuestionario procederemos a evaluar de manera exhaustiva  los reflejos de la persona y pautaremos los ejercicios que permitirán: recuperar las etapas omitidas, desarrollar aquellos reflejos que nunca aparecieron, integrar aquellos que el cerebro no pudo asimilar a tiempo y que le impidieron evolucionar y finalmente desbloquear todos los obstáculos que limitan la capacidad de aprendizaje.

Posteriormente entrenaremos a los padres o a un adulto de confianza capaz de colaborar con los ejercicios pasivos y supervisar los activos, que habrán de hacerse durante unos minutos cada día los siete días de la semana.

Dependiendo de las circunstancias específicas y de la edad del paciente complementaremos el tratamiento con REORGANIZACIÓN NEUROFUNCIONAL-PADOVAN con o sin ELECTROESTIMULACIÓN TRANSCRANEAL SUPERFICIAL (TDCS)

En todos los casos, acompañaremos el tratamiento  con  ESTIMULACIÓN NEUROMUSICAL que adaptaremos con especial cuidado a las necesidades de cada persona y realizaremos evaluaciones periódicas con un intervalo de dos meses y medio aproximadamente tras las mismas determinaremos la duración, el tipo y la combinación de ejerecicios y terapias que implementaremos.